LA OPERACION  
Para evitar cualquier error o prever cualquier cambio desde la primera consulta, la Dra. Vania García volverá a repetir las pruebas fundamentales en el ojo del paciente antes de la intervención quirúrgica. Si el ojo del paciente sigue apto para la cirugía entonces se procederá a la intervención, que durará unos 20 minutos en total y para ambos ojos.

Quince minutos antes de la cirugía la enfermera le dará una pastilla tranquilizante, luego Usted ingresará en los ambientes esterilizados de la Clínica del Sur. Recuerde siempre que nuestro mejor aliado es mantener la calma durante la operación.

Una vez adentro la enfermera le indicará que se heche en la camilla de operación, mirando hacia arriba, donde se encuentra el equipo laser. La operación comenzará con la aplicación de un colirio anestésico y la inmovilización del ojo del paciente para evitar el parpadeo. Posteriormente, el oftalmólogo, mediante un instrumento especialmente diseñado para estas operaciones de los ojos (microqueratomo), levantará una fina capa de tejido corneal semejante a una lentilla de unas 100 - 130 micras de espesor (0,1 mm – 0,13 mm), de este modo, quedará libre la zona donde va a actuar el láser.

El equipo médico que opera el láser tardará 3 a 5 minutos mientras programa la cantidad exacta de dioptrías que le reducirá el láser de acuerdo a evaluaciones previas, luego de los cuáles el laser estará listo y el médico le pedirá que mire fijamente durante 10 segundos al punto rojo del láser, durante los cuales Usted NO DEBE MIRAR A OTRO LADO, en ese momento el láser le quitará las dioptrías y no sentirá dolor alguno. Posteriormente, el médico recolocará la capa de tejido corneal en su posición inicial sin necesidad de puntos, ya que debido a su natural adherencia, cicatriza en tan sólo minutos.
 

¿Y LUEGO?
Inmediatamente concluída la cirugía la Dra. Vania García le colocará unos lentes protectores pegados a los ojos para que de esta forma Usted no se toque los ojos, y además estén libres de fricción por parte de otros objetos como ser las sábanas de la cama, por ello, es recomendable que Usted duerma mirando arriba la primera noche y después de la cirugía evite ver objetos luminosos como la televisión, la pantalla de la computadora o el sol.

Recuerde que NO DEBE QUITARSE LOS LENTES PROTECTORES HASTA SU SIGUIENTE VISITA POR NINGUNA RAZON, esto debido a que sus ojos están cicatrizando, cualquier movimiento, fricción o substancia en ellos podría traer resultados adversos.